Enamorarse a los cincuenta la odisea de contender contra las manias, los hijos o los amistades de toda la vida

“El asentamiento de la modo de ser esta mucho mas traumatizado en la ser de cincuenta asi­ como tantos que en una sobre veinte”

Martin, sobre 56 anos, suspira con nostalgia cuando recuerda su primera conexion. El desplazandolo hacia el pelo la novia eran veinteaneros; las gustos, todavia poco definidos, se fundieron enseguida; las amistades, por pura adolescencia, eran recientes asi­ como nunca excesivamente influyentes; nunca tenian hijos, ni manias, ni achaques, ni malas experiencias sentimentales que intentaran eludir, ni ninguna cosa que condicionara su amor. Tampoco les perseguia la sombra de un ex. (more…)